Obrazy na stronie
PDF
ePub

ron à aquel L' Blanc y Mahu- expresada en las monedas an del ; y para apoyo de su in- teriores à Leovigildo , y la tento propone dos razones. primera en esta expresion La primera es que las refe- mientras no se descubra otra ridas monedas tienen repeti, mas antigua. : do el busto del Rey, por am- La D letra inicial del bos lados, lo que dice no sé nombre de la Ciudad se equis usó hasta despues de S. Her- voca algo con la P, y acaso menegildo. La segunda es que vino de aquí que algunos ese los bustos de las monedas, es- cribiesen Pertosa, como dixe tan de frente y no de perfil, en el principio del tomo prelo que tampoco se usó en su sente ; mas no se ha de due opinion hasta despues de los dar que los Godos figuraban principios del' reynado de de aquel modo la D, como Leovigildo. Nuestra medalla se puede ver en algunas de demuestra la ineficacia de es- sus medallas publicadas por tas dos razones, porque en Florez a i: ellas se ve el busto de Agila'. Conviene esta medalla de por los dos lados, en el uno Agila con otras posteriores de perfil, y en el otro de en manifestar que los Godos frente , infiriéndose de aquí usaban algunas veces de pun que en tiempo de este Rey tos en lugar de las letras; porno faltaba a los Godos aque- que esta pone tres por la T lla perfeccion del arte. de la palabra Iustus. I

Entre las medallas godas . Ignorándose el motivo de que se han publicado hasta expresarse en las monedas el ahora se reputa por la pri- nombre de la Ciudad, no pod mera, en que se lee nombre demos asegurar por qué la de de Ciudad , la de Leovigildo Tortosa eternizó la memoria estampada en la pag. '175. de de Agila en las que consagró la coleccion de Florez que a su nombre. Lo cierto es que dice Toleto Rex. Pero ! 'esta este Príncipe afligido con supierde la prerogativa de pri- cesos adversos en la Bética mera'en vista de que la nues- desde el principio de su reytra tiene el nombre de Der- nado, fué aclamado justo en tosa tan legible , que no de Tortosa, elogiándole los vea duda de ser esta Ciudad einos con la prerogativa mas'

pro

propia de los que gobiernan tosa compitió con otras Ciu. como deben.

dades en el honor de juntar - En la pág. 210 de su co- su nombre con el de este leccion publicó el M. Florez Principe, que por su gran otra medalla de Tortosa de piedad y religion fué tan amadicada al religioso. Principe do de los pueblos de su Reye Recaredo con el busto del no, que todos à porfia pro.. Rey en ambos lados, gra- curaron testificar su amor y. bando en el uno estas letras, gratitud, dexando a los veni

RECCAREDVS REX, y deros innumerables memorias en el otro DERTOSA IV. de su querido Monarca. A cs. Sábese, pues, que Tor

in · CAPITULO VIII. Origen y antigüedad de la Religion è Iglesia Christiana

en Tortosa. Su primer Obispo San Rufo. TN todo el discurso de la y modernos críticos, que se V España Sagrada se ha atreviéron à ponerla en duda. procurado no perder ocasion Yo escribí del mismo asunto de comprobar ò ilustrar la en el tom. XXX. y habiendo gloria de nuestro Reyno en tenido nuevamente noticia haberle elegido el cielo por del testimonio antiquísimo de uno de los primeros en re- Didimo Alexandrino, maescibir la doctrina del Santo tro del glorioso Doctor San Evangelio, teniéndole Dios Gerónimo, lo publiqué en el muy presente en su Provi- tom, XXXIII. como una pruedencia, sin embargo de ser ba irrefragable de que en la lo último de los términos de distribucion que hicieron los la tierra. De la venida y pre. Apóstoles para sembrar el dicacion del Apóstol Santiago grano, del santo Evangelio, trató largamente el M. Flo- y cumplir el precepto de Jerez asegurándola en su tomo. suchristo, quando teniéndoIII. con todo género de ar- los presentes les dixo: Eritis gumentos de la emulación y mihi testes usque ad extrearrogancia de algunos pocos. mum terræ , le tocó a Santia

[ocr errors]

go como terreno propio la dos, como han presumido España, donde se detuvo al- algunos extrangeros por la gun tiempo en cumplimiento ignorancia de nuestra histode su destino. En el citado ria , sino en tradiciones constom. III. se probó tambien tantes de algunas Iglesias de con los mas sólidos funda- España. Entre estas la que mentos la célebre tradicion mas ha conservado la meautorizada desde el primer moria de la predicacion de siglo de la Igl :sia, que ense- San Pablo es la de Tortosa, ña que el Apóstol San Pablo cuya tradicion inmemorial puso en execucion el viage es que el Santo Apostol preà España , que tenia medi- dicó en esta Ciudad, y dexo tado quando escribió su epís- en ella por su Obispo à San tola à los Romanos, como Rufo, discípulo suyo y comél mismo testifica en el cap. pañero en su viage desde 15. V. 24. repitiéndolo en el Roma à España. De esta tramismo cap. v. 28. manifes– dicion hablaré ahora, y auntando de este modo la fineza que quisiera tener documeny vehemencia de su amor à tos mas auténticos de su los Españoles. . * verdad, procuraré esforzarla

Entre las Provincias de quanto pueda , y mostrar que España puede gloriarse con no tiene contra si fundamencierta especialidad de haber to tan urgente que nos oblisido distinguida en esta glo- gue à negarla nuestro asenso. riosa y sobresaliente prero. El glorioso Doctor San gativa la de Tarragona, en Gerónimo, que siguiendo à la que han quedado más ves- otros Padres de los primeros tigios de la predicacion de siglos de la Iglesia creyó fir-. los dos expresados Apóstoles memente que San Pablo puso en ella. De estos monumen- en execucion su intento de tos se ha hablado en varios venir à España à anunciar lugares de esta obra , y ellos en ella el Santo Evangelio, son tan eficaces, que los cri- escribió sobre el cap. 2. de ticos mas severos deben con- Isaías, que el Santo Apóstol: fesar que no carecen de fir- vino embarcado à estas Pro. meza, en vista de que no se vincias traido sin duda por: fundan en cronicones fingi• los Romanos, à quienes ofre

ció visitar luego que empren- tre los quales tengo por el diese su viage à España, para mas sólido la multitud de que ellos le conduxesen des- Chộistianos que en las primede Roma à estas Provincias. ras persecuciones de la IgleCum in Hispaniam proficisci sia padecieron en las princicæpero, spero , quod præte- pales Ciudades de estos pairiens videbo vos , & à vobis ses, como particularınente deducar illuc. De este texto escribe Prudencio de la ilus se colige , que siendo la Ciu- tre Ciudad de Zaragoza. Ade dad de Tarragona el puerto mas de este monumento gemas célebre de la costa orien- neral que se tiene por efecto tal, y el mas freqüentado de de la predicacion de los Sanlos Romanos que venian desó tos Apóstoles Pablo y Santia de Italia , es lo mas verisimil go, es digno de la mayor que el Apostol desembarcó estimacion el vestigio que ha en la expresada Ciudad. Se quedado en Tortosa de la ve ha creido. que uno de los nida del primero, el qual sųmonumentos que en esta Ca- puestą, la verdad autorizada pital quedaron de la presen- por una gran copia de Pacią del Apostol en ella, és la dres griegos y latinos, debe predicacion de S. Pablo Nar- ser adoptado por no tener bonense, de quien se dice la mas leve nota de supueshaber pasado desde aqui à to. Consiste el referido vesto Francia. Pero ya se advirtió tigio en la tradicion de la en el tom. XXV. qué la an- Iglesia de Tortosa, que ha tigüedad de la Religion Chris celebrado desde siglos muy tiana en la Provincia Tarra- remotos la fiesta de S. Rufo, conense no se fundaba en es- como de su primer Obispo ta especie , que los mas doc- colocado en su 'Sede, cuya tos y críticos de Francia nie- fundacion se debe al Apostol gan, no queriendo reconocer San Pablo, maestro del exà San Pablo de Narbona por presado Santo. discípulo del Apostol, y sos- Muy desconocidas tenia teniendo que no es anterior las cosas de esta Iglesia el "al siglo ȚII. Mas fundados son crítico y erudito Tilemont, otros monumentos mencio- quando en la nota 32. pag. nados en el lugar citado y en- 470. de gu tom. I. de las me

-

morias de su Hist. Eclesiást. San Pablo en España, y del en que habla de Simon Cy- pontificado de San Rufo en reneo y de sus hijos, escri- Tortosa. Los mas críticos y bió de este modo: por lo que sabios que conocieron bien toca à San Rufo Obispo de la falsedad y nueva inyenTortosa en Cataluña.... cree- cion de la dicha obra, atrirémos lo que los Españoles buida à un Escritor tan gradicen quando nos hayan da- ve y antiguo como Dextro, .do mejores pruebas que las se han esmerado en la refuque se fundan en su falso L. tacion de todas las noticias Dextro y todos sus comen- fabulosas que se hallan en el tadores. La misma ignoran- Cronicon referido. Mas auncia se nota en Juan Bautis- que leyeron en esta obra la ta Soller en sus notas al Mar- eleccion que San Pablo hizo tirologio de Usuardo, sobre de San Rufo para Obispo de el dia 21 de Noviembre, en Tortosa , no han impugnado que hablando de San Rufo esta memoria por no ser de solo dice en lo respectivo à las inventadas por el Autor España lo siguiente: Quid del falso Dextro; antes bien pseudochronica Hispanica far la han dexado en el grado bulentur, vide apud Tilleminon- de verdad que tuvo antes de tium tomo I. pag. 447. Ea publicarse aquella pieza infa. omnia studiose olim annotave me. Asi Don Nicolas Antorat Rosweydus , si vixisset, nio en el lib. 3. de su Cenegregie confutaturus, ut plus sura cap., 10. afirma que la res alias eorum imposturas Iglesia de Tortosa tiene traretexerat. Es cierto que el dicion que San Pablo les de Cronicon de Dextro hace Xó allí por primer Obispo à memoria de San Rufo en el San Rufo, y citando los AA. año de 100 y 112; pero los que hacen memoria de ella, Escritores de España no se que son Beuter, Vaseo, Mohan fundado precisamente en rales, Marieta, Padilla, y Dola autoridad de este fingidò menec, no se mete en impugAutor; pues aun los que le narla, y solo desecha otras admiten como legitimo , re- noticias del Cronicon de Dexfieren otros testimonios en „tro, y de las adiciones al favor de la predicacion de mismo, y de Máximo , como

[ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small]
« PoprzedniaDalej »