Calderon: Der richter von Zalamea nebst dem gleichnamigen stücke des Lope de Vega. Vegio Carpio, L. F. de. El alcalde de Zalamea

Przednia okładka
J.S. Barth, 1887
0 Recenzje
Nie weryfikujemy opinii, ale staramy się wykrywać i usuwać fałszywe treści

Z wnętrza książki

Co mówią ludzie - Napisz recenzję

Nie znaleziono żadnych recenzji w standardowych lokalizacjach.

Wybrane strony

Popularne fragmenty

Strona 164 - Sansón-, porque es tan clara, que no hay cosa que dificultar en ella: los niños la manosean, los mozos la leen, los hombres la entienden y los viejos la celebran; y finalmente, es tan trillada y tan leída y tan sabida de todo género de gentes, que apenas han visto algún rocín flaco, cuando dicen: «Allí va Rocinante».
Strona 314 - Carloto* le dejó herido en la montaña; historia sabida de los niños, no ignorada de los mozos, celebrada y aun creída de los viejos, y con todo esto, no más verdadera que los milagros de Mahoma.
Strona 200 - ... iba a buscar de comer forzada de la necesidad; los brazos secos, las manos como un manojo de sarmientos cada una. Mirado de medio abajo, parecía tenedor o compás, con dos piernas largas y flacas.
Strona 382 - Al rey la hacienda y la vida se ha de dar; pero el honor es patrimonio del alma, y el alma sólo es de Dios.
Strona 232 - Que el sombrero y el dinero . Son los que hacen los amigos; Y no vale tanto el oro Que el sol engendra en el indio Suelo, y que conduce el mar, Como ser uno bienquisto.
Strona 323 - Amarrado al duro banco de una galera turquesca, ambas manos en el remo y ambos ojos en la tierra, un forzado de Dragut en la playa de Marbella se quejaba al ronco son del remo y de la cadena: "¡Oh sagrado mar de España, famosa playa serena, teatro donde se han hecho cien mil navales tragedias!
Strona 166 - Dime, ¿no ves aquel caballero que hacia nosotros viene, sobre un caballo rucio rodado, que trae puesto en la cabeza un yelmo de oro? —Lo que yo veo y columbro —respondió Sancho— no es sino un hombre sobre un asno pardo, como el mío, que trae sobre la cabeza una cosa que relumbra.
Strona 170 - Como la necesidad sea tan gran maestra, viéndome con tanta siempre, noche y día estaba pensando la manera que ternía en sustentar el vivir. Y pienso, para hallar estos negros remedios, que me era luz la hambre, pues dicen que el ingenio con ella se avisa.
Strona 386 - está muy puesto en razón : con respeto le llevad a las casas, en efeto, del concejo ; y con respeto un par de grillos...
Strona 381 - CAPITÁN ¿Qué opinión tiene un villano? JUAN Aquella misma que vos; Que no hubiera un Capitán Si no hubiera un labrador.

Informacje bibliograficzne