Obrazy na stronie
PDF
ePub

autor de l'Histoire des ordres monastiques (a) y Mendo (6)

He dicho que Martorell es el primero que publicó esta noticia. Pero la verdad - es que la tomó , como la mayor parte de lo

que refiere en su libro, de los diálogos inéditos que compuso en catalan a mitad del siglo XVI D. Cristóbal Despuig , y. dedicó a D. Francisco de Moncada, conde de Aytona , el qual depositó el original de esta obra en el archivo que tenia en Falset. Era Despuig descendiente de Mosen Roger Despuig, uno de los quatro caballeros que ganaron corona mural en la conquista de Tortosa. He visto copia de este MS., cuyo autor, én prueba de la verdad de este privilegio de la hacha , alega el testimonio del maestro Baltasar Sorio, que mu. rió en esta ciudad'en 1557 de edad de mas de cien años, el qual le aseguró que quando vino jóven á Tortosa habia visto algunos de estos escapularios del hacha en casa del arcediano mayor Estéban Garret, aunque ya entonces no se usaban; y que le contó Francišca Despuig que en sus primeros años es.

(a) Tom. VIII. pag. 425.(1). De ordinibus militar. pag. 21.

taban todavía en uso. Por donde conjeturo que duró esta costumbre hasta principios del siglo XV.

emines :) !!! . Este es el único documento alegado hag: ta nuestros dias en prueba de aquel hecho puesto en duda por algunos historiadores; no habiendo por otra parte documento aus téntico de concesion ó privilegio, y callando la ciudad cosa tan gloriosa quando pidió á Felipe IV en premio de su fidelidad algunas gracias hacia la mitad del siglo XVII. Tampoco hizo mencion de ello el mismo rey en el privilegio que dice asis „Habiéndonos representado-nuestra fidelisi » ma y exemplar ciudad de Tortosa que las » mugeres de ella procediéton en la oca? usion del sitio con mucho svalor y afectóvá »mij servicio, y particularmente salieroná » la campaña para conducir dentro la eia? wdad las faginas que los ciudadanos cortas » bari para la fortificación, y trabajárón con wigual amoviy, cuidados epidlevars cestones o de tierra para levantar las fortificaciones, w asistiendo a las facciones con tanto riesgo »y peligrou como los 2 soddados mas fvaleroa 15.Sos., y que de las casass y hacienda llenge » ron muchas veces que comer á las mura »llas para los:soldadosa porque no las dese

TOMO V.

[ocr errors]
[ocr errors]

» amparasen: suplicándonos que en consi» deracion de esto seamos servido hacerles „merced a dichas mugeres de concederle 9 franqueza de los derechos de general y bo alla de todo género de vestidos así de seda »y lana, como de lino que compraren ó enw traren en dicha ciudad para el uso de ellas, w así para las que hoyoson; como las que se ..rán perpetuamente; y teniendo presente lo s expresado, de que nos ha constado por re» lacion del obispo de aquella.ciudad, y de se-seando dar muestras de nuestra gratitud, » hemos condescendido con la peticion de w la ciudad; y en su virtud &c:"... : 6. A pesar de este silencio, que hace gran fuerza segun las reglas de crítica, tengo por cierto el establecimiento de este distintivo del hacha , y su uso hasta el tiempoi que he dicho. En prueba de ello bastará advertir que, de las ruinas del antiguo cea menterio de esta iglesia , del qual hablé en mi carta anterior, se han sacado algunos sepulcros, donde estáride relieve el hacha. Y como este cementerio servis ya en el siglo XII, se vebquevestuvo en uso esta insiġnidi, puesi se desculpia aun en el sepulcros Y que estas, no fuesens armas de familia, si: Ao cosa pública, la prueba la antigua piedra

[graphic][subsumed]
« PoprzedniaDalej »