Obrazy na stronie
PDF
ePub

de Roda, órden del Cister, diócesi de Zara: goza) dieron aquí órdenes varios Obispos sin hablar del Fr. Felix, que las dió durante todo este pontificado, como ya dije. En 1449 á 28 de enero las dió aquí in domo Templi Don Jaime Girard, Obispo de Barcelona, que no sé con qué motivo vino acá. A 1.° de octubre de 1458 y en los meses' inmediatos las dió Don Bartolomé Garcia de Eredia, Obispo Subsitano. A 13 de mayo de 1459 las dió Don Antonio Alcalá, Obispo de Empurias en Cerdeña. Esta es la última noticia que hay de la jurisdiccion y gobierno del Obispo, que murió dentro de pocos dias. Y es de advertir que todas estas licencias siempre suenan da. das á dichos Obispos por los Vicarios generales y jamás por el Obispo, aun cuando vino acá y se sabe que residió en su iglesia, que fué en los cuatro ó seis últimos meses de su vida.

En algunas historias mss. de este convento de mi órden veo asegurado que este Prelado se hallaba aquí el ano 1456, cuando se celebró la fiesta solemne de la canonizacion de San Vicente Ferrer, en la cual predicó y dijo cosas muy notables del Santo, cuyo compañero habia sido. Mas yo me atengo al testimonio de Zurita y de Diago, que dicen que el Obispo estaba en Nápoles cuando murió el Rey Don Alfonso, á quien asistió en su muerte y en la ordinacion de su testamento. Pues decir que vino y volvió no lo sufre la calidad de confesor del Rey, tan estimado como era de aquel Principe ; á lo menos son me. nester documentos para decirlo.

Asi que por ahora , visto todo y mirado bien, opino que el Obispo no vino hasta des. pues del mes de junio de 1458, en que murió aquel Rey. Falleció, segun dice el Catálogo citado, á 20 de julio de 1459, y se enterró en la salida del coro al altar mayor, sin quedarnos inscripcion alguna en su losa.

En un códice ms. á fines del siglo XV, que se conserva en la biblioteca de este palacio episcopal, a quien lo regaló el Capítulo, se halla una oracion latina atribuida á nuestro Obispo, que propiamente es inaugural en la coronacion de algun Papa, la cual se supone allí que dijo él mismo en presencia del electo. Mas no dice qué Papa era. Y como des. de que esté Obispo lo fué de Mallorca hasta su muerte se verificaron las elecciones de Ni. colao V en 1447, de Calixto III en 1455 y de Pio II en 1458, queda la duda del tiempo á que pertenece; porque de la oracion no puede traslucirse que no trata mas que de en

salzar las prerogativas pontificias, como ve. rás por la copia adjunta (a), que he sacado por ser una produccion literaria inédita de un Obispo de esta iglesia.

En este tiempo, es á saber, en 1458 se erigió el hospital general de esta ciudad con el título de la Anunciacion de nuestra Señora, uniéndosele todos los demas, incluso el de San Andrés que era del patronato real. Mas adelante se verá cómo se sostenia la exencion de la autoridad episcopal.

De la vacante de esta Silla no hallo me. moria hasta el dia 2 de diciembre del mismo año 1459, en que de licencia del canónigo Arnaldo de Mari, Vicario general, celebró ór. denes Don Pedro, Obispo Ciracense ó Cira. rense, el cual continuó en el mismo ejercicio hasta 25 de marzo del año siguiente, y siempre las celebró en Santo Domingo. Con la misma licencia dió órdenes á 20 de setiem. bre de 1460 Don Fr. Juan Salines, Francis. cano, Obispo Ossanense. La vacante seguia aun á 13 de febrero de 1461, sin embargo de intitularse ya electo y confirmado el suce. sor, que era el mismo Vicario general que gobernaba con esos títulos, y era

(a) Ap. núm. V.

Arnaldo de Mari (de Marino) y de Santa Cecilia, natural de Mallorca y de noble familia. Era ya canónigo de esta iglesia en 1420, en que como doctor en derechos y Vicario general del Obispo Luis de Prades dió una sentencia que está original en este archivo (let. 6, núm. 40). Y de esto hartas pruebas se alegaron hablando de aquel Obispo. Las interrupciones de las Actas capitulares nos privan de saber lo que hubo en la eleccion de este Prelado, la cual se supone confirmada por el Papa Pio II. Lo que yo sé es que hasta 20 de diciembre de 1460 no suena electo y confirmado , y que a pesar de serlo gobernó él mismo la iglesia como su Vicario general en vacante hasta 15 de febrero del año siguiente. Luego debió tomar posesion, pues á 30 de mayo inmediato ya gobernaba su Vicario general Jorge Gual pro domino Arnaldo, Episcopo electo et confirmato. Con. sagróse antes del dia 8 de agosto, que es la primera vez en que se intitula simplemente Obispo.

Durólė muy poco el pontificado por ser ya de una edad muy avanzada ; y esa es una de las causas de hallarse tan pocas memorias suyas, que solo puedo citar una que nos con

servó la Consueta de Tempore de esta igle. sia, donde en una nota de principios del si. glo XVI se lee que este Obispo un viernes á 3 de junio de 1463 ordenó que se celebrasen oclavas solemnes de la festividad del Corpus, que aqui era muy antigua, trasladándose todas las fiestas que viniesen dentro de ella, á excepcion de las de San Juan y de los Após. toles San Pedro y San Pablo, disponiendo igualmente que el dia octavo de la fiesta de la Trinidad se celebrase en el miércoles antes del Corpus.

El año siguiente murió nuestro Prelado á 13 de abril, segun se lee en el epitafio de su sepulcro, que está en el medio de la capilla de Santa Cecilia, que es del patronato de su familia, donde se conoce que habien. do estado primero con poca elevacion del piso, despues en la entrada del siglo XVI se elevó mas la losa que lo cubria sobre un cuerpo de gusto plateresco, conservándose en la losa la figura episcopal, que es mas antigưo. En el testero del sepulcro, que es la parte que mira á la iglesia, se escribió de betun negro sobre un ligerísimo recalado la siguiente inscripcion, en que se conservó la memoria de todo el abolengo del difunto. Dice así: «Hoc lapide tecta iacent ossa R. D. Arnaldi

« PoprzedniaDalej »