Obrazy na stronie
PDF
ePub

»ixen á pes de XI sous per march. Los dits »empero reyals senars ó menuts sien en per »tots temps á aquella malexa lig diners da. » quela matexa moneda menuda, ixens à pes »de XXII sous per march. Mayas empero de »la dita moneda sien per tots temps daquela »matexa ley, les malles daquela moneda ixens »á pes de XLIIII sous per march, XXIII ma»yas valen XII diners manuts. Los dits em. » pero reyals dargent sien per tots temps de »lig de XI diners per march, é quels dits »diners dargent valen cascu dels XVI diners »de rayals manuts. E en la una part de les »dites monedes, totes sia cap de rey coronat, »é en laltre part sia creu; é el bras de la »creu de la part iusana sestena tro al subira »cercle de les dites monedes...» Prosigue asegurando la perpetuidad de esta moneda, y mandando que todos los habitadores de Mallorca, poseedores de bienes en valor de X libras de reales ó mas, paguen al Rey y sus sucesores cada siete años por derecho de monedage un morabatin de oro ú ocho libras de reales de Mallorca. El mismo valor tenian aquí dichos morabatines en 1372. .

Otra escritura hay alli mismo , fecha á 25 de abril de 1310, en que el mismo Rey jura y hace jurar á sus dos hijos Sancho y Fer

nando la observancia de la moneda de oro que acababa de acuñar, y que manda se llame reales de oro de Mallorca , cuya figura y valor explica de esta manera : «sien á ley de »XXIII quirats é mig pres per fi é per pur aur » de fluri qui es dit de XXIIII quirats; LX »dels quals diners daur pesa I march de Ma»lorqua. En una part daquel diner daur es en»tratayade la image nostre reyal seent en la »cadira ab corona al cap, é tanent en la ma »dreta emperi, é en la sinestra pom ab sen»yal de la honrade sobreposat : é entorn de »la dita part ha aquest titol: Jacobus Dei gra»tia , Rex Maioric.; é en la dita part es for. »mat lo senyal de la Sancta Creu en esta ma»nerat; é en torn de la dita part se ligen »aquestes letres: Comes Rossilionis et Ceritaoniæ, et Dominus Montispessulani. E el bras »de la Creu de la part devayl sesten tro al »cercle de la dita moneda.»

Mas ¿cuál será el quilate de estas monedas? Por lo que pueda convenir allá va esta nota vdel libro de la fábrica de 1327: «á VIIII de »març reebi del Senyor Dega XXIII II., en les »quals eren IIIl reyals dor, estimats cascun á »XXIII sous VI diners; é despesi los á XXV »sous. Item hi havia XX croats estimats cascun và XV diners; é despesilos á XVIII diners.» TONO XXII.

16

Seria inmenso individualizar las muchas alteraciones que sufrió aquí la moneda en los siglos inmediatos, y muy difícil dar una idea exacta de su valor y correspondencia á las usadas entonces en Aragon y Castilla, y mucho mas á las modernas. Esta prolijidad, que seria muy útil, ni es propia de mi viage ni del estado en que veo ahora mi salud, que en otras ciudades me ha permitido hacerlo en gran parte. Bastame llamar con esto la atencion de estos naturales, que son los úni. cos que pueden ilustrar este y otros puntos de su historia patria con la comodidad y detenimiento que pide semejante trabajo. De las monedas actuales y su correspondencia a las de Castilla habló bien el autor de la Descripcion de las islas Baleares, que se imprimió en Madrid hace pocos años.

De la lonja ó casa de contratacion de esta ciudad se me ofrece poco que decir despues de la docta carta que Don Gaspar Melchor de Jovellanos escribió sobre su construccion y arquitectos, durante su destierro en esta isla, la cual se publicó de órden de su consulado en 1812. Lo principal que en ello hay es que se comenzó hacia el 1409 por la planta y bajo la direccion del arquitecto Mallorquin Guillermo Sagrera ( de quien ya se habló en

lo de la catedral), y como este hubiese pasa. do á Nápoles à la construccion del castillo de Castelnuvo en el año 1448, entendieron en concluir los adornos de nuestro edificio un Miguel Sagrera, junto con Guillermo Vi. llasolar. Es en efecto obra grandiosa y que en los adornos exteriores excede á la de igual clase de Valencia, y al salon antiguo de Bar. celona, mas no en la elevacion y elegancia interior, como lo dirá quien haya visto los tres edificios.

Jovellanos dijo con razon que antes de construirse esta lonja habia, no solo lonja para este comercio, sino para el de otros extranjeros. En el proceso original que conservan los PP. Capuchinos de esta ciudad, hecho en 1345 con motivo de los desórdenes que ocasionaron los afectos al último Rey de Mallorca, se mencionan en varios lugares muchas lonjas, aunque no se especifican. El Cronicon de Salzet menciona en 1403 la Lot. ja dels Placentins. Tambien la tenian los Genoveses y todos los que de otras potencias residian aquí en gran número ó tenian factorias y comercio crecido. Porque entonces era Mallorca respeto de las riquezas de Levante, lo que despues fué Sevilla y ahora Cádiz respeto de las de América.

Es sensible que este hermoso edificio, uno de los buenos que nos quedan del tiempo me. dio, ha sido desfigurado y en parte destruido con la fundicion de cañones que se ha esta. blecido en él, colocando en su ámbito los hornillos y agujereando las bóvedas, etc. Yo no juzgaré de la justicia ó injusticia de esta disposicion: sé que cuando se trata de ser. vir à la patria todo se debe posponer á este objeto, mas tambien sé que habia otros pun. tos en la isla mucho mas cómodos para este objeto, atendidas todas sus operaciones.

Otra curiosidad notable hay en esta ciudad que no quiero dejar intacta, ya que todos hablan de ella, naturales y extrangeros, cada cual como Dios le encamina. Hablo del reloj mallorquin que toca las horas del dia desde la salida del sol, y las de la noche desde el ocaso del mismo, acomodándose, como se supone, en todas las estaciones a la altura del sol. Dice el vulgo que este reloj vino del Egipto ó de Babilonia ó de Jerusalen y qué yo que mas, añadiendo otras circunstancias maravillosas que excitan la compasion del que las oye. Algunas de ellas estan bien impugnadas en los historiadores del pais, los cuales quisiera yo que en lugar de dar tanta importancia á estos rumores hubieran dicho:

« PoprzedniaDalej »