Obrazy na stronie
PDF
ePub

vierto porque era rito general en todas las procesiones que se hacian despues de tercia en todas las fiestas del año.'

La Consueta del siglo XIV, despues del riu to de la bendicion de la ceniza y de la abso: lucion general de los difuntos en la iglesia, claustro y cementerio, en que se hacian diez estaciones, se manda que el Obispo vista casulla blanca para la misa, y que el diácono y subdiácono tomen igualmente casullas, et por: tent eas, dice, plıcalas anle brachią. Epistola dicatur a subdiacono, deposita casulla super altare, ct dicitur ante lelrinum; et postea non redo dil ad altare sed vadat parare calicem cum vino et hostia, et hoc facto induat casullam. (Era comun este rito de preparar el cáliz despues de la epístola). Diaconus, finila prima oratione missæ, vadat retro altare, et ibi exuat se casuIta, et plicatam portet cam super dorsum , scilicet, super stolam, et sic portet eam usque ad comunicandam; et dum dicetur comunicanda,

vadat retro altare ét induat se dictam casullam · sicul prius. De esto es una reliquia el estolon

ette viste el diácono. Nada se dice en esta Consuela ni en otra alguna de la imposi. cion de penitencia pública, sin embargo que se hacia su absolucion solenne en el jueves santo.

Los velos con que se cubrian' los altares, cruces, etc., durante la Cuaresma, todos eran blancos. . La sobredicha Consueta del siglo XIV nada dice de la procesion de la cruz en la dominica in passione y dias siguientes, sino solo que el coro debia arrodillarse cuando se cantaba el versículo O Crux, del bimno Vexilla. Al fin del mismo Códice se halla ya notada de letra posterior dicha procesion, con poca diferencia como ahora se hace, mandándose turificar la cruz.

La bendicion del domingo de Ramos se ha. cia en el Padró. El Obispo iba con ornamentos verdes. Lo demas casi como en las demas iglesias de aquel tiempo. La pasion, con Dominus vobiscum, Et cum spiritu, Passio Domini nostri. Gloria tibi , se leia por uno solo, aun en el principio del siglo XVI, como consta del Misal impreso en 1506, donde despues se han añadido de pluma las señales que distinguen las tres voces, que son: C., 4. y S.

Los maitines del jueves santo y dos dias siguientes se llamaban ya en el siglo XIV dels Fars, ó Fasos, de la palabra latina farsa, que se dió á las preces rimadas que se cantaban al fin de estos oficios, cuyos versículos se decian aqui alternando entre el coro, y seis ů

ocho presbíteros que subian para el objeto á la capilla de la Trinidad, encima del allar mayor. Ponianse veinte y cinco cirios, que se iban malando al fin de cada salmo y res. ponsorio.

Cosas muy curiosas hay en los ritos de este dia , singularmenle en la consagracion de los óleos, pero son larguísimas de contar y las guardo para cuando no este de viage. A mi. tad del siglo XIV no se conocia el uso de monumentos: el Obispo reservaba en la sacris. tia la hostia consagrada para el viernes santo. Pero a fines del mismo siglo ya se reservaba en el altar de Corpus Christi, adornado de propósito al efecto. Consla del libro de la sacristia del año 1396, donde se lee la partida siguiente de gasto. «Item compri cont canes »de cayamas de Burguya (lienzo de Borgoña) »per lo sobrecel de la capela de Corpus »Christ, hon esla reservat lo Cos precios de »Jhu. Xst. lo digous é divenres sant, á rao de »III sol. y Il diners la cane. Per lo cual pagui »vint é hun flori é un sol. é vuyt diners, qui »valen XX lib., XVI sol, é VIII diners.». Ya entonces llamaban vulgarmente, como ahora, al monumento la Casa sanla. En esta proce. sion se cantaba el símbolo Quicumque. Tam. bien se quitaba este dia de las pilas el agua

bendita, como se hacia en toda la provincia Tarraconense.

Curioso era el rito de la reconciliacion y absolucion de los penitentes que se hacia en este dia en el Padrò con la lectura de sus sentencias, etc., etc.; pero es largo ademas y ando escaso de ocio. - Habia en el siglo XIV la costumbre de decir despues del IX responsorio el Planctus de nuestra Señora, que era una letra vulgar: y tambien el robo de las tohallas del altar al decir. se las palabras de la Pasion: Parliti sunt vestimenta mea, etc.; nada de elevacion de hostia y otros ritos comunes á otras iglesias. Segun la Consueta de la sacristia de 1511 iban los celebrantes al monumento, donde se decia la confesion, vestidos de ornamentos blancos, como habia mandado el Capítulo en 1492, y de allí llevaban al altar mayor el Cuerpo de Cristo, el cual elevaba el Obispo in modum circuli, puesto sobre un escaño alto. Omito otras cosillas.

En el sabado santo se leian las profecias antes de la bendicion del cirio pascual. Poníase en él la tablilla en que se nolaba la letra dominical, año de la Encarnacion y el dia de la Pascua. De esta tablilla queda la des. cripcion siguiente en un inventario de la sa. ΤΟΝΟ ΧΧΙΙ.

13

cristia del año 1399 (Act. cap.) Item unam cassam depictam, in cuius capite est depictus Jesus crucifixus cum Beata Maria el Sancto Johanne, et cum aquila, et Angelis ad latus, cum uno magno (4 (a); et est in ea calendarium Nativitatis Domini, quod solet apponi in cereo pasquali. En la bendicion del cirio está (aun en los Misales del siglo XVI) el elogio de la abeja , como en otras iglesias se usaba.

. En los mailines, de la mañana de Pascua al concluirse el III responsorio se cantaba la prosa Victimæ de esta manera. Salian tres presbiteros de la sacristia con dalmáticas, cara cubierta y cirios en las manos, y puestos ante el altar mayor, vueltos hacia el coro, deciar los tres primeros versos, uno cada uno. Luego los cantores preguntaban desde la puerta del coro por tres veces: Dic nobis Maria quid vidisti. A cada una de las cuales respondia uno de los tres los versículos Se. pulcrum. Angelicos. Surrexit. Luego los can. tores se entraban en el coro diciendo: Cre. dendum est magis Mariæ veraci , quam Judeorum turbæ fallaci. Despues de lo cual se entonaba el Te Deum. Esta era la fiesta de las tres Marias.

.

(6) Asi está escrito y no sé lo que significa.

« PoprzedniaDalej »