Obrazy na stronie
PDF
ePub

las de los números 7 y 8 la pésima costum. bre de los que tenian esclavas, á quienes ha. cian pagar un tanto por semana, precisandolas y consintiéndoles ir al burdel á gran. gear lorpemenle el tributo que les exigian sus ducnos avaros. Tengo presente que en una obrila de nuestro académico el señor Marlinez de Marina, tratándose del fuero que se concedió á la villa de Oreja (Aurelia), hay algo de esto, que no sé si es lo que llamaban en Castilla barateria.

En 1562 celebró sinodo el Obispo Don Diego de Arnedo, y fué el primero en el in. greso de su obispado, en el cual el clero le dió, segun costumbre (que despues me consla que ha sido general), el subsidio carilalivo de 1,500. escudos de oro, á razón de 30 suel. dos por escudo. Mas no queda constilucion sinodal alguna, como queda esla noticia en las Actas.

Alli mismo se sabe que el Capitulo rogó å dicho Obispo que diliriese para el mes de seticmbre el sínodo que queria celebrar en el tiempo acostumbrado, y que llegada aqucIla época hubo la altercacion que se dijo en el Episcopologio sobre asistir ó no los canó. nigos con volo ó sin él, dispula que al fin paró en quc asistiesen libremente los que

quisiesen como consultores del Obispo.

En 1588 á 1.° de setiembre celebró sinodo Don Juan Vich y Manrique, el cual se imprimió allí mismo el año siguiente por Ga. briel Guasp có 8.° En su convocatoria , fecha á 16 de agosto, dice el Prelado que por sus muchas y graves ocupaciones no habia podido celebrar sinodo hasta entonces, y tambien porque deseó recorrer anles toda su diócesi. En el primer dia del sinodo leyó por sí mismo una exhortacion general al clero sobre los varios ramos de su ministerio, en que hay documenlos. excelentes y de bue. na cabeza y de mejor corazon. Particular. mente carga la mano contra los predicadores que cifran su estudio en los Sermonarios, abandonando la lectura de los SS. PP., singu. larmente de Santo Tomás. Siguen luego las trece constiluciones de este sinodo, muy ra. ro, que siento no poder copiar.

En 1592 y 1597 celebró otros dos sinodos que se imprimieron, mas no me ha sido posible hallar cjemplares de ellos.

En 1611 á 6 de febrero, dominica de sexagésima , celebró sínodo Fr. Simon Bausa, el cual imprimió el mismo año Gabriel Guasp en 8.° En la convocatoria de 5 de enero dico que le habian afligido mucho los males que habia hallado en la visita, cuyo remedio se promelia del sinodo. Entre las constituciones se mandó: usar de vino blanco en el sacrificio de la misa : celebrar como colendas las fiestas de San Raimundo de Peñafort y de la Virgen del Carmen: que por la administra. cion de la extremauncion solo pagasen los caballeros tres libras, los mercaderes y notarios dos, los menestrales veinle sueldos, los labradores de primera clase (vulgo homens de posesió) treinta sueldos y todos los demas quince: que los clérigos no acompanen mugeres : que no haya sermones por la noche: que paguen veinte sueldos de multa los que celebren la misa precipitadamente, y los que haciendo de diáconos y subdiáconos, dejándose al celebrante solo durante el sermon, se iban á decir misa entre tanto: que no jueguen las clérigos a gresca ó carleta , ni á pelota en las calles, pena de cinco libras, y otras cosas a este tenor.

En 1619, á 14 de julio, celebró otro sinodo el mismo Obispo, para el cual convo. có á 15 de junio, y se imprimió el año siguiente en 8.° por Rodriguez y Pizá. Entre las constituciones las mas notables son: que no se esculpa en las sepulturas ni en otra parle del pavimento de las iglesias la señal de la

cruz: que los tonsurados no casados, aunque fuesen viudos, llevasen vestido talar (vulgo fins a mija cama), negro, con tonsura abierta y sin espada , y los lonsurados casados usasen de loga negra hasta la rodilla y de capa algo mas larga con tonsura, permitiéndoseles usar de otros vestidos brillantes, si fuesen convidados á espectáculos militares, bodas, etc., que ningun clérigo juegue á daus ó joch de parada ab cartes: que los clérigus no lleven armas, sino solo espada, cuando van por lugares sospechosos, y que no usen ni tengan en su casa sclopum rotis munitum, vulgo pedreñal ó bufetó, pena de doscientos escudos y de destierro por siete años: que no se digan misas en las calles y plazas, aunque se permite se canten las completas, letanias y otras preces acostumbradas : y algunas otras.

De estos dos sinodos existen ejemplares en la biblioteca de este convento de mi órden.

En 1628 lo celebró el Obispo Baltasar de Borja , del cual he visto citar algunas constituciones en los sinodos posteriores.

En 1636 á 17 de setiembre celebró sino. do el Obispo Fr. Juan de Santander, el cual se imprimió aquí el mismo año en 4.° por Manuel Rodriguez y Juan Pizá. Poseo de él

un ejemplar. Sus constituciones, distribuidas por los títulos del derecho , varian poco de las cosas del dia, digo de modo que merezca nolarse ó reimprimirse; pero servirán para la obra de ritibus, cuando pueda escribirse.

Lo mismo digo de otro sinodo que celebró á 2 de junio de 1659 cl Obispo Diego Escolano, que se imprimió en Madrid el año siguiente por Domingo Garcia Morrás en un tomo en 4.° grueso.

Tambien se dice que celebró un sinodo el Obispo Luis Bernardo Coloner, que no existe, ni aun se sabe el año en que se luvo.

Por último, en 1692 á 8 de abril convo. có sínodo el Obispo Don Pedro de Alagon para el dia 4 de junio, segunda fiesta de Pentecostés; se imprimió el mismo año en Mallorca por Miguel Capó, en fol. de 368 páginas sin contar los indices y los principios. Este es el que rige en el dia, como que es el último que se ha celebrado.

Y de esta materia no tengo mas que decir. A Dios. Palma 28 de marzo de 1814.

« PoprzedniaDalej »