Obrazy na stronie
PDF
ePub

en 1795, dia 27 de mayo, de edad de 70 años.

Sucedióle el actual Prelado

Bernardo Nadal y Crespi, natural de esta isla, nacido en Soller á 5 de abril de 1745, colector de la colegiata de San Isidro de Ma. drid, abreviador de la nunciatura , empleado en la secretaria de la interpretacion de lenguas y canónigo de esta iglesia de Palma. Fué nombrado para su Silla pontifical á 20 de abril de 1794 y consagrado en la citada colegiata de San Isidro juntamente con el Obispo de Osma ; llegó acá á fines del mismo año, donde hizo su entrada solemne á 1.° de fe. brero del siguiente. Desde luego se propuso calmar y destruir del todo si pudiese los cuenlos pasados sobre las cosas de Lull, y pue. de decirse que con su prudencia lo ha conse. guido en gran parte. En 1799 varió la hora de decir los maitines, que siempre habia si. do por la mañana, trasladándolas a la tarde en el verano y al anochecer en el invierno. Ha establecido vicarios in capite en algunos lugares sufragáneos de curatos pingües, que estaban mal asistidos por la distancia de la matriz ó por negligencia de los curas; en lo cual mostró las buenas ideas que tiene del uso de las rentas eclesiásticas. De su orden se añadió y reformó el catecismo de Ripalda y se imprimió en 1801. Iguales trabajos mandó hacer en el Ritual diocesano, pero todavia no se ha publicado. En su tiempo se ha desinembrado de su diócesi la isla de Menorca.

Verificada nuestra gloriosa revolucion, coadyuvó muchísimo en su diócesi á fomentar · el espíritu público contra el usurpador Napo.

leon como vocal de su junta superior, hasta que fué nombrado dipulado para las cortes generales , en las cuales cuanto contribuyó al bien del pueblo, dicenlo los diarios. En. cargóle el Congreso las comisiones mas ho. noríficas. Por sus achaques volvió a su isla con licencia á 5 de setiembre de 1812, y restablecido se restituyó al Congreso, en el cual permaneció hasta su conclusion. En el regreso á fines de 1813 tuve el honor de acompañarle en la penosa navegacion de setenta y tres dias hasta que luvimos entrada á 21 de diciembre de ese año.

Si en los demas Obispos he omitido el elogio de sus virtudes personales y pastora. les por no ser de mi inspeccion, en este tengo el doble objeto de estar vivo el Prelado, cuya modestia se resentiria. Solo debo añadir en honor de la verdad que las buenas ideas de

TONO XXII,

literatura y el amor á la ilustracion general que anima á esle Prelado, es á quien se debe la buena suerte de este Viage y del via: gero, Que á no haber sido por este señor Obispo. y por lo que ha protegido mi comi. sion, acaso hubiera regresado á la Península como sali de ella. Tal es la fuerza de la preo. cupacion cuando se apodera de hombres que en otros puntos tendrán buen juicio.

Gracias a Dios que sali de esta secalura de relaciones biográficas. Algo queda para otros correos de mayor amenidad.

Palma 26 de marzo de 1814.

CARTA CLI.

Escasa noticia de los sinodos celebrados en esta iglesia : tiempo y rito de su celebracion.

[ocr errors]
[ocr errors]

uerido hermano: Es cosa verdaderamenle sensible que de los sínodos de la iglesia de Mallorca solo nos queden por la mayor parte las noticias de haberse celebrado algunos de ellos, y no las constituciones que se establecieron. La escasez de códicés que hay hasta fines del siglo XIV, sirve de escusa , y si vale decirlo asi , de consuelo en la falla de los sínodos anteriores. Mas ¿por qué fatalidad quedando, como quedan, desde ese tiempo hasta el siglo XVII libros y papeles de todas especies, no se han de haber conservado los sínodos? Que si no es uno de 1395, no hay casi memoria de los demas, y ese porque el Capítulo mandó que se copia. sen las constituciones en las Actas capilula. res. Mas en fin, yo no puedo resucitar muer. tos ni detener la violencia del tiempo ni de otras causas destructoras de las antigüedades. Hablaré de lo que ha llegado á mi noticia, y gracias.

Segun lo que se lee en la Consueta de tempore de milad del siglo XIV, los sínodos se celebraban en esta iglesia una sola vez al año. Porque ya en la época de su restauracion estaba desusado en toda la Tarraconense la celebracion de los dos sínodos en cada año, en la primavera y en el otoño, de que hay todavia vestigios en el siglo XII. Aquí, pues, se celebraba anualmente el sínodo en la feria VI despues de la dominica in albis, concluyéndose en ese solo dia cuanto habia que hacer en él. Pero en el año 1385 el Obispo Don Fr. Pedro Cima estableció que en ade. lante la celebracion del sínodo durase dos dias, es á saber , el sobredicho y el jueves anterior. Mas adelante hallo que los sinodos del siglo XVI y XVII se celebraban por el otoño, como tiempo menos ocupado para los párrocos que debian asistir.

El rito que en esto se observaba lo hallarás en la copia adjunta, tomada de la Con. sueta del siglo XVI (a) con las variaciones posteriores notadas al pié.

Ahora voy á decir lo que he alcanzado de los sínodos en particular.

El primer sínodo de que hay memoria es

(a) Ap. núm. IX.

« PoprzedniaDalej »