Coleccion de obras en verso y prosa, Tom 4

Przednia okładka
 

Co mówią ludzie - Napisz recenzję

Nie znaleziono żadnych recenzji w standardowych lokalizacjach.

Inne wydania - Wyświetl wszystko

Kluczowe wyrazy i wyrażenia

Popularne fragmenty

Strona 57 - ... qui studet optatam cursu contingere metam, multa tulit fecitque puer, sudavit et alsit, abstinuit venere et vino ; qui Pythia cantat tibicen, didicit prius extimuitque magistrum. nunc satis est dixisse ' ego mira poemata pango ; occupet extremum scabies ; mihi turpe relinqui est, et quod non didici sane nescire fateri.
Strona 91 - Llegó el tiempo que se usaron las comedias de apariencias, de santos y de tramoyas, y entre éstas, farsas de guerras.
Strona 36 - Spondeos stabiles in jura paterna recepit Commodus et patiens: non ut de sede secunda Cederet, aut quarta socialiter. Hic et in Acci Nobilibus Trimetris apparet rarus, et Enni.
Strona 89 - ... cela; había galán desdeñado y otro que querido era ; un viejo que reprendía , un bobo que los acecha , un vecino que los casa , y otro que ordena las fiestas.
Strona 91 - Díaz entonces la del Rosario, y fue buena; San Antonio, Alonso Díaz, y al fin no quedó poeta en Sevilla que no hiciese de algún santo su comedia.
Strona 91 - San Antonio, Alonso Díaz, y al fin no quedó poeta en Sevilla que no hiciese de algún santo su comedia. Cantábase a tres ya cuatro, eran las mujeres bellas, vestíanse en hábito de hombre, y bizarras y compuestas a representar salían con cadenas de oro y perlas. Sacábanse ya caballos a los teatros, grandeza nunca vista hasta este tiempo, que no fue la menor dellas.
Strona 90 - Hacían versos hinchados, ya usaban sayos de telas de raso, de terciopelo y algunas medias de seda.
Strona 90 - Hacían cuatro jornadas, Tres entremeses en ellas, Y al fin con un bailecito Iba la gente contenta.
Strona 93 - Apolo, ocasión es ésta en que si yo fuera tú, quedara corta mi lengua. El tiempo es breve y yo largo, y así he de dejar por fuerza de alabar tantos ingenios que en un sin fin procediera. Pero de paso diré de algunos que se me acuerdan como el heroico Velarde, famoso Micer Artieda, el gran Lupercio Leonardo, Aguilar el de Valencia, el licenciado...
Strona 88 - Tañían una guitarra, Y ésta nunca salía fuera, Sino adentro, y en los blancos, Muy mal templada y sin cuerdas; Bailaba á la postre el bobo, Y sacaba tanta lengua Todo el vulgacho, embobado De ver cosa como aquella.

Informacje bibliograficzne