Obrazy na stronie
PDF
ePub

poder volar igualmente, no han dexado que mis escritos correspondan á estimulos tan generosos, ni á un modelo tan cabal: pero á lo menos siempre habré debido á mi pasion por un arte tan sublime el amor al estudio y á la sabiduría, y en el exercicio delicado que proporciona al entendimiento las horas mas deliciosas de mi vida. Tales son los beneficios con que estoy obligado á V.; beneficios cuya memoria es tan continua en mi corazon como su repeticion en mis labios y si para el reconocimiento público que hago de ellos he preferido esta obra es porque yendo unido á los rasgos inmortales de nuestros principales Autores, pienso que así se extienda y perpetue con gloria mia.

¿Y dónde, pregunto yo á mi vez, estará mejor el nombre de Melendez, que al frente de unas poesías, que él ha sabido tan diestramente imitar, y tan freqüentemente vencer? ¿A quién dedicarse mejor las obras de nuestros líricos antiguos, que al primero de los.

líricos modernos; al que ha dexado tantos modelos de perfeccion, y al que tiene viviendo la satisfaccion de ser citado y reputado como un clásico dentro y fuera de su pais? Estos motivos ya no son particulares á mí solo; son comunes á quantos aman y honran las Musas españolas; y todos aprobarán, creo yo, el homenage que hago aquí, no solo al eminente poeta, sino al hombre amable y bueno, que ha sido amigo, hermano, elogiador de todos sus compañeros en el arte, y jamas se ha mostrado detractor ó envidioso de ninguno.

Mil causas han retardado la conclusion de la coleccion que ahora publico, sin embargo de haber corrido algunos años desde que empezé á recoger y á ordenar las poesías que com prende. Pero deseando entregarme con mas desahogo á la obra histórica que tengo empezada, (*) he querido que

(*). Las vidas de los Españoles célebres, cuyo primer tomo se ha publicado ya, y el segundo se está preparando para la prensa.

{

dar enteramente desembarazado de esta otra empresa. Morvióme á entrar en ella la utilidad de los que no quieren, ó no pueden dar á nuestros poetas la atencion prolixa que se necesita, para buscar y disfrutar lo bueno que contienen. El extrangero que desea enterarse del gusto y caracter de la poesía castellana, el joven que empieza á dedicarse á ella, el aficionado que lee versos por distraccion y no por estudio, las mugeres, en fin, que no atienden sino á la flor de las cosas, agradecerán tal vez, que se les escusen el dispendio y la fatiga de adquirir y recorrer muchos volumenes, para leer lo que comodamente puede ser reducido á muy pocos.

Bien sabe V. que ninguna de las colecciones ultimamente publicadas se ha dirigido á estos fines. Debemos al· Parnaso Español el conocimiento de muchas composiciones inéditas ú colvidadas pero esta compilacion ademas de ser demasiado voluminosa, tiene el inconveniente de estar hecha sin órden

ni discernimiento alguno. La que despues empézó, y no acabó, Don Juan Bautista Conti, executada á la verdad con gusto exquisito y buena disposicion, se destinó principalmente á dar á conocer á los Italianos el mérito de nuestra poesía. Contentóse pues su autor con publicar y traducir en toscano las composiciones líricas y bucólicas mas señaladas del siglo diez y seis, y algunas de los Argensolas: pero nada incluyó de Balbuena, de Jauregui, de Lope, de Góngora, ni de otros igualmente célebres en nuestro Parnaso, quedando por consiguiente la cos leccion en extremo insuficiente y dimi nuta. Por ultimo, la que lleva el nom bre de Don Ramon Fernandez, aunque se resiente de haber sido abandonada muy desde el principio de las manos hábiles que la empezaron, es`util, ó mas bien necesaria, á los que se dedican a cultivar este ramo de nuestra literatura, porque su objeto fué la reimpresion de los mejores líricos españoles, cuyas ediciones antiguas se

[ocr errors]

habian hecho muy raras; pero esto mismo manifiesta la diversidad de su uso y aplicaciones comparada con la presente. Omito hacer mencion de algunas otras que se han publicado fuera de España, porque nî por el número de las piezas que contienen, ni por su eleccion, ni por su disposicion, ni en fin por aspecto alguno cumplen con el objeto que se proponent

El plan seguido en la mia es el que concilia mejor la variedad con el órden, el de los tiempos. Despues de una corta muestra de la Poesía castellana en el siglo quince, se empieza por Garcilaso, y se sigue por los demas poetas hasta Cadalso dandose las composiciones cortas mas generalmente estimadas de cada uno. Van enteras las muy conocidas; pero en las que no lo son tanto se ha suprimido tal qual pasage; bien que con la mayor cir— cunspeccion, y solo quando la decencia lo prescribia, ó lo aconsejaba la necesidad de conservar el efecto de la obra, destruido á las veces por al

[ocr errors]
[ocr errors]
« PoprzedniaDalej »